EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS

EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS
¿CUÁL ES EL JUGUETE DE TUS SUEÑOS?

jueves, 7 de diciembre de 2017

LOS BELENES DE PLÁSTICO DE LOS 70

Belén de plástico. ¡Sí!, el que tuvieron tus padres y 

con el que jugabas en momentos de despiste.



El coleccionismo que es almacenar, acaparar, guardar y exponer ha existido desde siempre. Es algo inherente al ser humano. Coleccionar es un instinto humano básico y muy antiguo, propio de personas organizadas, cuidadosas y un punto obsesivas. Ya sea de juguetes antiguos, minerales, sellos, campanillas, postales, monedas, dedales, imanes, búhos, estampitas, chapas, botellas, sobres de azúcar y figuras de belén. Sí, nos referimos a  aquellas figuras de plástico tipo Reamsa, Comansi, Gomarsa, etc. que mandaban en los belenes de las casas en las Navidades en los 60, 70 y 80. Figuras muy bien detalladas, coloridas y en varias escalas para poder hacer un efecto de distancia tridimensional. En la actualidad ya son figuras de colección, de ahí que empecemos nuestra entrada con este párrafo.




“El papel para el horizonte y el cielo se vendía en
muchos sitios y era el mismo para todas las casas”


El otro día pasé por la Plaza Mayor de Madrid, vi las luces, el ambiente, la gente, los espantosos gorros de reno, los puestos de bromas (un clásico que me encantó recordar) y los puestos con figuras y complementos para Navidad. Bien, pues de unos 130 puestos, sólo uno, el 96 creo recordar, vendía piezas de plástico en su totalidad. UNO. Por ello, las figuras para el Belén de plástico pasan a formar parte de nuestro recuerdo y, como no puede ser de otra manera, de nuestras colecciones.

Cosas que no podían faltar en los belenes de antaño:

  • Musgo.
  • Corteza de árbol.
  • Arena de rio.
  • Piedrecitas de rio.
  • Papel plata para el río.






Todo ello podía ser comprado, pero lo mejor y más divertido era buscarse la vida por el campo e ir recolectando. Los más atrevidos le echaban harina para simular nieve, cuando se cree que en Belén jamás ha nevado.




Las figuras que jamás podían faltar:

  • Los romanos y el centurión.
  • Los Reyes Magos adorando o en camello.
  • La lavandera.
  • Un señor de color negro con turbante blanco.
  • El pastor acariciando a la oveja.
  • El pastor con su hijo.
  • El hombre porta leña.
  • Un bandido ¿?¿?
  • La señora que parece prepara castañas.
  • El hombre del látigo para bueyes.
  • Caganet (no había en mi casa)
  • Y todo tipo de animalitos, sin faltar los pollitos amarillos, los patos y cerditos.



Complementos:

  • Casas realizadas en corcho. ¡Sí!, de corcho.
  • Casas de Plástico
  • El castillo.
  • Palmeras.
  • Un puente.
  • Un pozo.
  • Un fuego.
  • Una cazuela al fuego. Que pueden ser las castañas de la señora de antes.




Este tipo de belenes podían ser compatibles con un Misterio de barro y echo a mano que reinaba en la entrada de la casa o en el salón, pero nunca en el Cuarto de Estar. (Antes había salón y cuarto de estar). Este Misterio no se podía ni tocar. En otras casas, más pudientes, el Belén era completamente de barro y se adquirían figuras, año tras año, en Navidad.
    
¿Por qué pienso que se puede coleccionar figuras del Belén? Principalmente, por diversión. Relajan y permiten romper la monotonía cotidiana. En efecto, para algunos, pasar el tiempo contemplando su colección de figuras del Belén es sencillamente un deleite. Además, tales objetos pueden traer recuerdos de sitios y personas que hubiéramos relegado casi al olvido, y en Navidad o en otra época del año, esto es imperdonable. Esta afición puede resultar iluminadora y educativa. Por ello, nosotros hemos rescatado nuestro Belén de los 70 y este año lo hemos puesto con todo el cariño e ilusión.







Pero, claro, en mi casa no puede faltar algo más moderno para adornar y prepararnos en Adviento para la Navidad, así que con todos nuestros respetos, realizamos este Árbol de Navidad de Star Wars.





Desde El Juguete de mis Sueños os deseamos una ¡Feliz Navidad! Y un 2018 repleto de paz, alegría, amor y muchísimos juguetes antiguos y de colección.



Pd.- Al niño Jesús se le colocaba en su cuna el 24 de diciembre y los Reyes Magos se aproximaban (misteriosamente) poco a poco al portal de Belén. 









El Juguete de mis Sueños
AMM

domingo, 19 de noviembre de 2017

CATÁLOGOS DE JUGUETES ANTIGUOS



Realmente no repetimos esta entrada en el blog, sino la noticia. Este hecho es algo habitual en los medios de comunicación, repetir las mismas noticias cuando llegan fechas determinadas: El día más caluroso del año; la nevada más grande que se recuerda; el tráfico del regreso de vacaciones, la vuelta colegio, etc. entre otras noticias que esperamos tanto como las fechas que las marcan. Por ello, no repetimos la entrada de los Catálogos de Navidad, repetimos la noticia de los Catálogos de Navidad, que es algo diferente. Además, incluimos nuevos textos y numerosas fotos de nuevas adquisiciones para nuestra colección particular, que esperamos disfrutéis.


“Los catálogos de juguetes son todavía más difíciles
de conseguir que los propios juguetes”


Los catálogos son imprescindibles para cualquier coleccionista, porque son una guía a seguir. Además, con uno de ellos y sin la necesidad de poseer el juguete, se puede recordar perfectamente aquellos artículos y juegos, saber qué otras cosas existían y convivían en el tiempo. Por otro lado, se puede tener una idea exacta de cómo se vendía el juguete, con todos sus detalles, el mismo año de su lanzamiento. El problema surge cuando se comprueba que los catálogos son todavía más difíciles de conseguir que los propios juguetes y, además, el precio suele ser bastante elevado. Aun así, aconsejamos esta opción tanto para coleccionistas y aficionados, como para curiosos de los juguetes, como una herramienta potente de iniciación al coleccionismo y reminiscencia de los juegos y juguetes que les hicieron inmensamente felices en la niñez.









¿Por qué son tan caros los catálogos de juguetes?

Porque al igual que las cajas de los juguetes, los catálogos son lo primero que se tira (junto con las instrucciones) y, por lo tanto, son escasos. Todo lo escaso es un bien y los bienes son caros. Un antiguo catálogo de juguetes de un gran almacén, alguna tienda antigua de juguetes o simplemente de una marca de antaño, puede rondar entre los 20€-300€. Claro, que esta tasación se basa en las reglas de las tasaciones de juguetes antiguos. Echar un vistazo a:  http://eljuguetede.blogspot.com.es/2017/03/como-se-tasa-un-juguete-antiguo-de.html













Catálogo de juguetes de Navidad

Existen varios tipos de catálogos de juguetes, el más famoso es el catálogo de juguetes de Navidad. El Corte Inglés se apropió del concepto porque lo tenía fácil, ya que Galerías Preciados y las jugueterías minoristas no eran competencia para este gran distribuidor. Desde entonces es el catálogo de juguetes de Reyes por excelencia. Cortilandia ha pasado a mejor vida, eso sí. Ahora han cambiado mucho las cosas y los catálogos se pueden descargar por Internet, si es que no los recibes por email. El me lo pido escrito con letra de niño en cada página ha desaparecido casi por completo. Desde la visión del coleccionista los catálogos son esenciales. Primero por marcar todo un año de juguetes y segundo por el enfoque global del sector, generación tras generación. Es asombroso ver la evolución del juguete, los tipos y categorías de juguetes: bélicos para chicos, cosas de casa y muñecas para chicas, la evolución social y cultural, la tecnología punta de la época (¡coches cable dirigidos como el no va más!), los precios, los slogan de moda en publicidad, hasta el escaso número de juguetes que había en un solo año. Sí, asombroso, los catálogos de juguetes de Reyes tenías unas 40 páginas, simplemente porque no existía tanta oferta como en la actualidad, donde encontramos catálogos con 200 o más páginas.




“Los juguetes colaborativos ganaban de goleadaal juguete individualista de hoy”



Los niños de aquellos años tenían los mismos juguetes. ¡Es verdad! Y es que no había tantos juguetes y estos se repetían año tras año, con algunas pocas novedades que se incorporaban. Así acabábamos todos con los mismos juguetes o hacíamos la colección de uno en concreto. De los Geyperman me he pedido al ruso y al alemán. ¿Y tú? El día 8 de enero, en el colegio, intercambiábamos comentarios de las películas nuevas del Cinexin, que nos habían traído los Reyes, pero el Cinexin era el mismo. Ocurría algo muy similar con las Nancy o Barriguitas, nuevos complementos y vestidos para las mismas muñecas. Además, sencillos juguetes como yoyós, balones, disfraces, puzzles, parchís, etc. siempre estaban presentes, porque los juguetes colaborativos ganaban de goleada al juguete individualista de hoy. He podido comprobar los catálogos de El Corte Inglés desde el 79 al 86. ¡Los mismos! ¡Los mismos juguetes! Sí, alguna novedad hay, pero sólo alguna, que coincidía con el juguete estrella del año: La mujer Madelman o la Barriguitas negra, por ejemplo.










La carta de los Reyes Magos 

¿Qué me decís de la última página de los catálogos? Sí, esa que coincide con una carta para los Reyes para recortar y enviar directamente, porque viene con sello y dirección incluida. La carta que siempre empieza: Queridos Reyes Magos… Yo conservo alguna mía, que no sé cómo volvió otra vez a mis manos, ya que los Reyes nunca devuelven las cartas.



Otro tipo de catálogos, guías y cartones de juguetes

Luego están los catálogos de juguetes de cada empresa o de cada línea de juguetes de una marca en concreto. Como ejemplo, los catálogos de los juegos de mesa BORRAS, MB o CEFA, imprescindibles para conocer toda su línea de juegos. Como curiosidad, en la parte trasera de los tableros de los juegos de CEFA, había una gama completa de los juegos de la marca, además incluían una interrogante en un recuadro, que significaba que estaba en preparación de un nuevo juego para su próximo lanzamiento.  En los catálogos de Madelman, según etapa, se podía ver toda la colección original de Madelman: individuales, equipos, super equipos, vehículos, complementos. Estos catálogos son una herramienta perfecta para poder disfrutar de un solo vistazo de toda una gran colección. El catálogo de llaveros de la marca Redondo, que replicaban pistolas de pistones en miniatura, son un gran ejemplo. 








Las propias cajas (blisters) o traseras de las cajas pueden ser un buen comienzo y un magnifico catálogo. En la parte trasera puedes encontrar todas las figuras que comprende la colección o la línea. Como sucede, por mencionar algunos casos, en los cartones de las figuras de Star Wars, Mego, Power Rangers y He-Man. La parte trasera del blister encuentras las figuras de la colección (dependiendo de la etapa) que son muy útiles para la memoria y la añoranza.

También se pueden hallar catálogos dentro de las cajas de juguetes antiguos, como ocurre en la actualidad, y es una gran maravilla verse recompensado con ellos. Además de la alegría y sorpresa de encontrarlos, nos quedamos muy satisfechos al tener un 2x1 en un momento. Puede ser el empujón para hacer la colección completa, la misma intención de hace años para los niños y la de ahora para los coleccionistas. Actualmente Playmobil utiliza esta técnica con sus sobres sorpresa.














Los catálogos de juguetes antiguos también funcionan como guía de coleccionismo. Qué mejor referencia para una colección que un catálogo verdadero. Ahora mismo se pueden encontrar multitud de artículos y blogs en Internet donde te informan de juguetes de los 70, 80, 90. Todos son increíbles y muy fiables, pero no dudes que la mejor herramienta es el catálogo original, por ello puede ser la mejor referencia y un propósito para empezar. ¡Ojo! puedes encontrar “copias” de catálogos. En principio no pasa nada, son fotocopias a color con una imitación del papel excepcional. El problema puede ser lo que se haya pagado por ello. Hay que añadir que los catálogos son una solución si lo que se pretende es hacerte una idea de toda una colección o línea de juguetes, añorarla, desearla y llorarla (tu madre los tiró a la basura sin saber que ahora cuestan una fortuna) sin tener que poseerla. El dinero y el espacio también cuentan.









PD.- Las anteriores entradas sobre catálogos con más fotos y diversión las podéis encontrar en:

PD2.- La publicidad de juguetes en revistas infantiles de la época, también son una fantástica guía social-cultural-juguetera.

AMM

sábado, 4 de noviembre de 2017

Descubriendo un tesoro en un trastero

LOS TESOROS QUE SE ENCUENTRAN EN LOS TRASTEROS


Hace un par de semanas, un buen amigo que estuvo viviendo en EE.UU. unos años, volvió a España. Como es lógico, nos vimos, charlamos y nos alegramos mucho de vernos. Entonces y sin remedio hablamos de los juguetes de nuestra infancia con una mueca de nostalgia y alegría a cada frase y recuerdo. Prometimos vernos como antaño pero, nada más llegué a casa, recibí este video de mi amigo, que volando más que corriendo, subió al trastero de la casa de su madre.




viernes, 3 de noviembre de 2017

Chuches, juguetes y baratijas de quioscos de los 80

Aunque ya publicamos que la actual moda de recordar todo lo de los 80 ya nos dejaba, quizás nos adelantamos un “poquitín” en el vaticinio. Realmente disfrutamos mucho haciendo este blog, entre otras cosas porque a quién no deja la moda de los 80 es a nosotros. Quizás un poco obsesivos por aquella época y su sociedad, de la cual pertenecimos cuando éramos unos peques. En este blog comenzamos con juguetes, continuamos con juguetes y seguimos con juguetes, pero en esta ocasión con juguetes de quiosco. Aquellos pequeños juguetes de plástico y baratijas de baja calidad, pero que nos enamoraban con sólo verlos. La nostalgia se ha instalado en nosotros para no dejarnos, porque lo vivimos con verdadero sentimiento e ilusión, antes y ahora.

“Ratoncitos para comértelos emulando
 a la serie V y a la malísima de Diana”





Lo primero que hay que conmemorar son los quioscos de metal diminutos (entraban 1 ó 2 personas) habitualmente de color verde o azul instalados en múltiples lugares, donde normalmente, un señor mayor y con gorra vendía cuches, juguetes, baratijas y comics. En este último caso, había posibilidad de trueque e intercambio, en la mayoría de los casos.


Las chucherías

Empecemos por las chuches que realmente las llamábamos chucherías o golosinas. Lo más destacable es que apenas había chuches. Quiero decir, que no había tanta variedad como la de ahora. Una gran tienda de chuches llena de cajas era impensable. En los quioscos de prensa o lo de metal antes mencionados, las golosinas conformaban una preciosa y colorida decoración, junto con los juguetes de baratijas. Desde los 70 hasta principios de los 90 aparecieron novedades en cuanto a chuches, según modas del momento como dedos masticables, dentaduras, bichos varios y hasta ratoncitos, para comértelos emulando a la serie V y a la malísima de Diana.    




A continuación, nombro todas las chuches que existían, y pido disculpas si se me olvida alguna (podéis aportar en comentarios cualquier golosina que echéis en falta) De lo que estoy seguro es que os encantaría volver a probarlas ¿verdad? Pues sabemos un truco que, quizás, luego sea desvelado.




  • ·       Peta Zetas
  • ·       Chupa-Chups Koyak (Fiesta)
  • ·       Fresquitos
  • ·       Escalofríos
  • ·       Piruletas de corazón
  • ·       Ositos de caramelo / azúcar.
  • ·       Moras negras y rojas
  • ·       Caña de azúcar
  • ·       Cantimploras Zumrock
  • ·       Refresco en polvo con sabor a frutas
  • ·       Palolú
  • ·       Chicles Bang Bang
  • ·       Chicles Bubbaloo
  • ·       Chicles Boomer
  • ·       Chicles Bazooka
  • ·       Chicles Cheiw
  • ·       Chicles Adams
  • ·       Chicles Cosmos
  • ·       Chicles pepitas de oro (el bolsa)
  • ·       Gusanitos
  • ·       Palomitas Gol
  • ·       Kikos 
  •      Sidral
  • ·       Paraguas de chocolate
  • ·       Cigarros de chocolate
  • ·       Monedas de oro de chocolate
  • ·       Bolas de chocolate
  • ·       Bombones “magdalena” de chocolate
  • ·       Tanzanitos
  • ·       Conguitos
  • ·       Chimos
  • ·       Monedas de regaliz rojo
  • ·       Palos de regaliz rojo
  • ·       Erizo de regaliz rojo
  • ·       Chupete de caramelo
  • ·       Pintalabios
  • ·       Caramelos Caravan
  • ·       Caramelos Supervan
  • ·       Caramelos Cubalibre
  • ·       Caramelos Drácula
  • ·       Caramelos Pez
  • ·       Melody Pop
  • ·       Bolas de anís (normalmente dentro de juguetitos de plástico como botijos, escopetas, sifones…)
  • ·       Sugus
  • ·       Pita Gol
  • ·       Palote
  • ·       Tico de sandía
  • ·       Barrilete de fresa y nata









“Las baratijas estarían prohibidas actualmente por no cumplir ninguna normativa de seguridad, ni tampoco de gusto, por eso de educar el gusto a los niños”

Juguetitos de quioscos

Ahora sería el turno de los juguetes que se vendían en los quioscos. Baratijas de plástico muy simpáticas que hacían las delicias de los niños, por precios muy asequibles. Debo reconocer que afortunadamente la mayoría de ellos, estarían prohibidos actualmente por no cumplir ninguna normativa de seguridad…ni tampoco de gusto (por eso de educar el gusto a los niños)  En esta sección de juguetes de plástico y baratijas no he incluido aquellos que venían con su blíster original y varios complementos, como podrían ser el Conjunto de Bailadora Flamenca, el conjunto de Vaquero del oeste, lote de utensilios de enfermera, coches y motos de metal, etc. ya que los consideramos juguetes con marcas definidas y una distribución más amplia. De pequeños juguetes (la mayoría de plástico y sin envoltorio /bllister) recuerdo muchísimos y estoy seguro que se me olvidan bastantes, por ello, pido la ayuda de los lectores del blog. Siempre es bueno refrescar la memoria de la nostalgia. La búsqueda de investigación en concreto de alguno de esta lista lo dejo en vuestras manos. La red global está repleta de fotos e información. 




Una mención especial para la marca Dunkin
y todas sus figuritas y juguetitos de quiosco. Gracias.


  • ·       Sobres Montaplex
  • ·       Sobres sorpresa
  • ·       Aviones de cartón pluma
  • ·       Aviones tiradores con goma
  • ·       Paracaidistas
  • ·       Tortuga andadora con goma
  • ·       Cámara de fotos de broma
  • ·       Mono saltarín
  • ·       Pistolitas de agua
  • ·       Mecheros de agua
  • ·       Pipa de plástico
  • ·       Navajas de plástico
  • ·       Diana y dardos de plástico
  • ·       Ranitas saltarinas
  • ·       Ranas de chapa Click Clack
  • ·       Recortables muñecas, castillos, casas…
  • ·       Cococrash
  • ·       Dientes de Drácula
  • ·       Juegos de habilidad de laberinto y bolita de metal
  • ·       Reloj falso de plástico
  • ·       Gafas de plástico
  • ·       Trompeta de plástico
  • ·       Silbatos y pitos de plástico
  • ·       Soldaditos y figuritas varias de plástico
  • ·       Animales de plástico
  • ·       Arco y flechas de plático
  • ·       Llaveros varios
  • ·       Diablotin
  • ·       Armónica de plástico
  • ·       Prismáticos de plástico
  • ·       Vehículos de plástico (coches, camiones, naves…)
  • ·       Lote mini coches de metal
  • ·       Motos de metal
  • ·       Canicas
  • ·       Caretas
  • ·       Bolas locas
  • ·       Yoyó
  • ·       Peonza
  • ·       Xilófono
  • ·       Juguetitos de plástico como botijos, escopetas, sifón con bolitas de anís.
  • ·       Pegativas acolchadas
  • ·       Pegatinas para chapas (futbolistas / ciclistas)
  • ·       Pequeños rompecabezas
  • ·       Palitos para construcción (con forma de mecano)
  • ·       Volador
  • ·       Anillos, pulseras y joyas de plástico
  • ·       Utensilios de cocinitas de plástico
  • ·       Anillo de agua de broma
  • ·       Bolas Taka taka
  • ·       Carraca
  • ·       Tabas
  • ·       Pipa sopla bola
  • ·       Cartas / Naipes troquelados de Quiosco
  • ·       Bolígrafo Oso Panda
  • ·       Mano loca (pegajosa)
  • ·       Señor loco (pegajoso)
  • ·       Pulpo loco (pegajoso)
  • ·       Pistolitas detonadoras de pistones
  • ·       Escalera de saltimbanqui
  • ·       Don Nicanor (tambor y pito)
  • ·       Tirachinas
  • ·       Tiraguitos (Perdón, este no se vendía pero se fabricaba en casa con el cilindro del papel higiénico y un globo)                         












PD1.- Tengo que dar las gracias y recomendar el blog: El Kiosco de Akela http://elkioskodeakela.blogspot.com.es/ y el correspondiente libro: Aquellos Maravillosos Quioscos. Dar las gracias por el apoyo y donación de algunas fotos, otras son de nuestra colección particular. La enhorabuena por la publicación del libro y por la maravillosa aportación continúa en Internet. Sin duda, una de las mejores que existen para no olvidar nuestra memoria más nostálgica. 

PD2.- Aunque no se incluye como chuches o golosinas, ¿os acordáis de los Dupis y el  VIT de ColaCao?

PD3.- Los Chupa-Chups y la serie de Koyak quedaron tan impregnados en nuestra memoria (la de mi casa)  que cada vez que queremos hacer una gracieta con el nombre de una persona que no nos acordamos, decimos sin pensarlo: ¡Ah! Sí, se llama Telly Savalas.

PD4.- Quiosco se puede escribir Kiosco o Quiosco, como imagino que sabéis.

PD5.- El inolvidable TP (Teleprograma) que aún sigue existiendo y fue la revista mítica y comodín de cualquier quiosco.

PD6.- Las balas de los Tiraguitos eran garbanzos.  

AMM