EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS

EL JUGUETE DE MIS SUEÑOS
¿CUÁL ES EL JUGUETE DE TUS SUEÑOS?

miércoles, 21 de agosto de 2013

G.I. JOE, GEYPERMAN Y ACTION MAN…HE PERDIDO UNA APUESTA


PERO HE GANADO UN ACTION MAN ACTION FORCE



Uno de los lectores despistados que llegaron a este blog personal de mis juguetes, continúo con la insistencia de que este espacio en el cosmos de Blogspot es sólo para mí y por mí, (como el buen maquetista) me ha hecho una recriminación educada, sobre la entrada de Geyperman hermano mayor de Madelman http://www.eljuguetede.blogspot.com.es/2013/07/geyperman-hermano-mayor-de-madelman.html  


El lector, imagino que buscando información o por ampliar la suya, me comentó, en privado, que antes de los Geyperman aparecieron en el mercado español los Action Man. Yo haciendo caso a mi experiencia creada de recuerdos, más los conocimientos que he ido enganchando mientras me convertía en coleccionista y friki, le contesté que: ¡No! Los Geyperman son los hermanos españoles (Geyper 1975) de los G.I Joe americanos (Hasbro 1964) por lo que los Action Man no aparecieron en España.

Bien, pues este lector, que le mantendré en el anonimato, insistió y juró y perjuró que sobre el año 73, él jugaba con Action Man y que mi respuesta no era válida. Apostamos entonces. Sí, no me gusta apostar y si lo hago, siempre apuesto a “caballo ganador” y lo que me ocurrió fue fascinante: Perdí. ¡Ojo! He perdido y lo reconozco, pero me han ganado por el camino corto y fácil. Eso debe de reconocerlo el ganador. Me explico: Los Action Man no se comercializaron en España (o su comercialización fue exclusiva) para eso estaban los Geyperman distribuidos con licencia, como sabemos, por Geyper. Los Action Man son los G.I. Joe Ingleses creados y distribuidos por Palitoy en los 60 en la Isla y otros países de Europa. Esta es la historia y no hay más. Bueno, sí hay más. El lector ganador y ahora amigo, ganó la apuesta porque él recuerda perfectamente que jugaba con los Action Man, que le traía su hermana de Suiza… eso es posible y cierto. Me alegro que tuviera esa fortuna de pequeño, que pero es un caso excepcional. Yo también comía After Eight que me traía mi tía de Inglaterra, cuando no se comercializaban en España. Ahora tienes las chocolatinas de menta en las gasolineras. La globalización, digo yo. Por lo que doy la apuesta por ganada (no hay ni mentira, ni falta de memoria) pero tiene truco. ¡Qué conste!

PELO NO FLOCADO
MANO DE PLÁSTICO RÍGIDA

HECHO EN UK POR PALITOY CON LICENCIA HASBRO 1964



Mis Geyperman
Una vez aclarado, me gustaría contaros un poco más de los Action Man. Para empezar deciros que ni mis hermanos ni yo tuvimos ninguno de ellos. Y ahora tampoco tengo ninguno para enseñaros… ¡lo siento! (ACTUALIZACIÓN: EL 20 SE SEPTIEMBRE PUDE COMPRAR UNO EN TOY MARKET DUNE) Se crearon en 1968 por la británica Palitoy, como he mencionado, con mejoras tanto en la figura como en los complementos y uniformes, muchos de ellos exclusivos (preciosos) y muy difíciles de encontrar ahora. En 1984 desaparecieron del mercado hasta 1996 donde se lanza una colección para coleccionistas y frikis. Para no liarnos, hay otras figuras con el mismo nombre, Yo distingo 2 grandes etapas: la clásica que comienza con su nacimiento; realmente extraordinaria y espectacular en calidad, uniformes y realismo y la, denominémosla, segunda etapa moderna; adaptada a los tiempos y muy variada, donde el glamour y la gracia se pierde (los uniformes clásicos también) y la base madre de la figura de acción se torna a un muñeco grandote o pequeño (según etapas) sin ningún tipo de diferenciación, filosofía o estilo propio. “Un escalador que lucha contra un tío con cara deformada y pelo largo” ¿Pero esto qué es? Lo siento, es mi opinión. Tendrán un espacio especial en este “mi blog”, pero no sé cuándo, ni cuánta pasión utilizaré para describirlos. Porque tener, tengo y comprar, he comprado…pero, no sé, no llegan a apasionarme…  Donde esté el verde oliva del uniforme clásico militar que se quite todo lo demás (menos el blanco de las fuerzas de asolto imperiales, claro)

ACTION MAN moderno...Uf!



ACTION MAN que acabo de comprar

Hay una excepción poco conocida (que ni en el libro 30 centímetros (..o menos) de Guillem Medina que sigo como vademécum se mencionan)  ACTION MAN ACTION FORCE. ¡Guau! Se me erizan los pelos de sólo recordar estas figuras. Tras el éxito del tamaño de las figuras de Star Wars, casi todas las marcas comercializan sus figuras en esas medidas, ofreciendo más jugabilidad (¡Qué visión de Lucas!) Pues os tengo que contar que esta serie, Action Force, contaba con soldados y fuerzas especiales con uniformes inventados y reales (o lo más realistas posibles) para distinguir a los buenos y a los malos (con bandera pirata y todo) Por lo que mi pasión por la militaria y los juguetes se mezclaba, otra vez, en un cóctel espectacular. Así, podíamos conseguir figuras como “soldado alemán”, “soldado SAS”,” “soldado inglés”, “soldado del desierto”, “buceador rojo fuerza especial”, “El comandante negro” y algunos más (no fue una serie muy profunda) además de sus vehículos y accesorios. El tanque (una de mis pasiones) sigue siendo un objeto que busco sin cesar.

Catálogo ACTION MAN ACTION FORCE


ACTION MAN ACTION FORCE Alemán
Claro está que mi preferido y que recientemente he podido conseguir es el “soldado alemán” Está muy conseguido, aunque echo en falta la MP45 y alguna insignia de la WWII. Estoy muy contento de poder observarlo, tocarlo y jugar con él, otra vez. Con el mismo molde del soldado alemán (por eso del ahorro en plástico) existía una figura completamente roja y con máscara, que hacía las funciones de ejército clon malo, malísimo. De verdad os digo que esta colección es muy difícil de conseguir, hasta la mínima información es complicada de encontrar, más aún si se trata de las versiones españolas con el blíster en castellano. Os dejo el reto de intentarlo y el deber de informarme… ¡Gracias!
     
PD.- Reconozco que al lector amigo todavía no le he pagado la apuesta. Una comida y charla sobre juguetes. Lo haré. Lo prometido es deuda.

PD.- Este lector es uno de los 14.000 que por ahora han entrado en mi espacio. Así, además de disfrutar haciendo este blog para mí, puedo observar que algunos encuentran un rincón donde rememorar sus juguetes de la infancia. Gracias a todos.

PD.- Sobre los ACTION MAN Action Force hay muy poca información. ¡Intentarlo! Tengo que mencionar obligatoriamente a PLANETA DE AFICIONES, por prestarme la foto del catálogo. Gracias y enhorabuena por vuestra magnífica Web. 


Alberto Martínez Mora

domingo, 18 de agosto de 2013

LOS CÓMICS DE TU INFANCIA


SIN TABLETAS GRÁFICAS CON ELLOS APRENDISTE A LEER Y A IMAGINAR


Bueno, pues resulta que Alberto me ha hecho el terrible encargo de que les escriba a ustedes que le siguen con fruición e interés por sus juguetes, sobre los cómics de mi infancia. Y para empezar la tarea, aflora en mi interior la terrible duda… ¿Existían los cómics en mi infancia?:

No, no es que yo sea un ser antediluviano. No. Los cómics existían, pero desde luego, con ese nombre, no. Cuando era un pequeñajo devorador de cualquier cosa con dibujos, lo que yo consumía con avidez se llamaban cuentos, o historietas, y como mucho, algún listo los denominaba tebeos, por asociación con la revista TBO que ya en los años 30, antes de la guerra, vendía cerca de doscientos mil ejemplares (tirada parecida a la que hoy a duras penas consiguen La Vanguardia, El Periódico o La Razón). Pero en los ochenta, justo cuando dejé de ser un púber para convertirme en un preadolescente, surgieron lo que antaño se llamaban snobs, y hoy se llaman gafapastas, y nos convencieron a todos de que lo que leíamos no eran cuentos o historietas, puesto que eran términos peyorativos; ni tampoco tebeos, puesto que era una marca comercial de un producto humorístico y para niños. No, lo que leíamos nosotros que ya éramos mayores, cultos, hechos y derechos, eran cómics. Y hoy, que ya no soy mayor, sino mayorzote, incluso más de lo que quisiera, han venido los mismos (pero otros) a avisarme de que lo que yo leo ya no son cómics, sino novelas gráficas. Pero novelas gráficas de arte secuencial, nada menos. Probablemente, desde que la historieta Maus (de Art Spiegelman), en 1990 ganó el Pulitzer a nuestros queridos cuentos e historietas, y a los cómics se les ha de tomar más en serio y llamarles con nombres largos y rimbombantes… En fin.

Busca tu preferido
En mis tiempos mozos, la gran oferta ya no estaba protagonizada por la revista TBO, que se hallaba en su declive. El imperio Bruguera había cogido el relevo. Pulgarcito, DDT, o Tío Vivo, eran sus revistas de referencia. También publicaban cuadernillos de historias con El Capitán Trueno o El Jabato como protagonistas principales. En Súper Pulgarcito nacieron y crecieron los más grandes personajes de las historietas de mi infancia: Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, Anacleto, Sir Tim ‘O Theo, Rompetechos, Las hermanas Gilda, el botones Sacarino, Pepe Gotera y Otilio y un larguísimo etcétera.



Mortadelo y Filemón Agencia de información” es el gran referente de nuestra historieta. En relación con sus coetáneos europeos, Tintin, Astérix o Luqui Luque, nos ofrecía un humor directo y desternillante, con unos personajes totalmente surrealistas. Algo muy nuestro. El refuerzo dibujado y humorístico al concepto de antihéroe que adoramos desde el Quijote o El Lazarillo de Tormes. Quizá el culmen del surrealismo más feroz del cómic mundial sea esa maravillosa página de 13,Rúe del Percebe en que las viñetas se convierten en cada uno de los pisos de un bloque habitado por grotescos personajes a cual más imposible y extraño. Mortadelo aún hoy, en los tiempos de la novela gráfica y el cómic tomado en serio, sigue siendo un personaje absolutamente irrenunciable. Y Francisco Ibáñez el autor que más colas origina año tras año en el Saló Internacional del Cómic de Barcelona, uno de los más importantes de Europa.

Y si en el terreno humorístico, el rey era Mortadelo, en el terreno figurativo recuerdo con especial cariño al Capitán Trueno de Mora y Ambrós o Joan Boix, al que acompañaban una pléyade de personajes secundarios brillantes, como Crispín y Goliath. El Jabato, El Corsario de Hierro o El Cosaco Verde eran otros tebeos de aventuras de la época profundamente influenciados por el Capitán Trueno. Con ellos aprendí a dibujar armaduras, a pintar cachiporrazos, y a vivir el amor por la épica de la espada que me situó, para ser en el futuro un orgulloso friki de las sagas del Señor de los Anillos y la reciente Juego de Tronos.



El formato para consumir todas esas historietas era la revista. O el cuadernillo apaisado para el caso del Capitán Trueno… Las Hazañas bélicas, gran, gran tebeo de los hermanos Boixcar podía presentarse de las dos maneras. Cuando había premio en casa (buenas notas, haber soportado estoicamente la visita al practicante, haber hecho un recado súper importante, etc…) el regalo era un tebeo pero el formato se tornaba en el volumen encuadernado en tapa dura (el cuento gordo):

Si la historieta era humorística, te caía un SuperHumor, que era una recopilación maravillosa de las historias que se encontraban en las revistas o en los cómic books.

Si la historieta tenía el formato figurativo, solía ser un volumen de varias novelas ilustradas, en las que te podían tocar las mejores obras de Julio Verne o Emilio Salgari en cómic, o salteadas en versión textual y cómic.

De entre mis tebeos, recuerdo con gran cariño tres números apaisados de una versión de Tarzán ilustrada por Burne Hogarth cuyas viñetas eran, todas, una a una, una obra de arte; y un libro sobre la historia de Superman explicada por el gran teórico del cómic en este país, Javier Coma. La portada de aquel ejemplar, con un magnifico Hombre de Acero, de medio lado, ante una página de cómic en blanco y negro a su espalda, haciéndole de fondo, era hipnótica para mí, en aquellos mis años mozos.

Y con esto termino. Quizá muchos esperaban mayores referencias a Tintín, Astérix, Blueberry, Tex, los superhéroes de la Marvel o la DC, o los personajes de StarWars… Pero a esos llegué en mi adolescencia, años después, cuando ya estaba enamorado gracias a estos otros, de esta maravillosa manera de contar cuentos, historias, dramas y chistes que es el cómic, la historieta, el tebeo, la novela gráfica o vayan a saber cómo la llamarán mañana…



PD.- Este artículo no tiene firma... pero estoy seguro que cuando sea famoso el autor por sus dibujos, cómics, tebeos o novelas gráficas, reconocerá este escrito y por consiguiente, este blog será valioso y de culto... Gracias anónimo. 

Alberto Martínez Mora

miércoles, 14 de agosto de 2013

CUADROS DECORATIVOS PLAYMOBIL



CUSTOMIZACIÓN DE CUADROS PLAYMOBIL PARA DECORAR UNA CASA FRIKI
 
Oficial Alemán WWII
Tengo que reconocer, una y otra vez, que mi mujer es una bendita. De esto estoy seguro. Primero, porque no pone ningún dificultad en que nuestra casa esté realmente completa de juguetes, trastos, cuadros militares y cosas vetustas y apolilladas (como las denomina al principio, hasta que se acostumbra) y, segundo, porque admite sin muchos inconvenientes, que decore a mi gusto el cuarto de los niños. Terreno que ya he hecho mío. Claro está que la decoración es a mi gusto: pósters de Star Wars, medidores de Lego, estanterías de superhéroes, tanques como pisapapeles, repisas de Famobil y vitrinas de figuras de acción variadas, entre otros muchos trastos vetustos y apolillados (que adoro) Cada objeto tiene algo que contar, su propia vida y experiencia y es eso precisamente lo que me llena. Yo no veo un muñeco manco, mordido y rayado… Yo veo un Madelmán de hace 35 años, con que el que me peleé con mi hermano, me acompañó a la playa, luchó en todos los frentes de los distintos cuartos de la casa de mis padres, se perdió durante unos años y volvió a aparecer un día, por sorpresa, dentro de un jarrón de mi abuela. No os voy a contar mucho más de mi intimidad dentro de mi casa, no creo que tampoco os importe en demasía, pero si de verdad os contara como está el resto de mi hogar: salón, dormitorio, pasillo y demás, no dudaríais ni un segundo en reafirmar que mi mujer es Santa. Por lo menos…

Playmobil Customs soldados
Mis hijos ya están acostumbrados y cientos de figuras y objetos pasan por sus ojos como si fueran ortigas. No se tocan y se ven de lejos. Ellos tienen sus propias colecciones que alimentan, con su paga semanal, en rastrillos y ferias. Se adaptarían muy bien si vivieran en IBI. Realmente disfrutarían como niños. Lo que son. Lo que soy. De esta forma se me ocurrió hacer algo decorativo para mi casa, que fuera llamativo, no molestara demasiado y me permitiera disfrutar no sólo de verlo sino de hacerlo.


Muy decorativo...¿no?

Soldado de tropa Inglés siglo XVIII
Pues con el beneplácito de mi mujer estoy realizando cuadros de Playmobil, sin licencia, aunque no creo que la necesite (me refiero sin licencia de Geobra, no de mi mujer) Además, incluyo algún Famobil, por eso del contraste entre los 30 años de diferencia que les separan. Los creo según temáticas: piratas, espacio, soldados, terror, etc. No es lo más creativo del mundo pero disfruto  mucho haciéndolos… y exhibiéndolos. Porque al final, lo que más me gusta es que, además de decorar, mis amigos digan lo bien que están hechos, me feliciten y encuentren alguna de esos Famobil que tuvieron cuando eran pequeños, mientras sonríen, miran al infinito y remueven su memoria en busca de las aventuras que pasaron con él. Es lo que tiene el coleccionismo de juguetes. Billete directo al momento más bonito de tu vida, aquel en que todo, absolutamente todo, era posible o hasta donde la imaginación de cada uno alcanzara.  






Conductor de carro de combate 2013
Ya he explicado alguna vez cómo customizar (sin dar muchas pistas, no vaya a ser que sepáis más que yo) y ahora toca como lucir esa obra maestra que habéis hecho. Sí, el verdadero customizador (los maquetistas saben de lo que hablo) le gusta mostrar sus labores a los demás. Presumir del trabajo realizado. Explicar cómo ha conseguido tal pieza o cómo pudo resolver una dificultad que se le presentó. Además, de sentirse orgulloso de contar qué es y cómo lo hizo (y nunca para qué sirve) Esa satisfacción se mitiga con los halagos del que le escucha y aprecia la pieza. Pero no os engañéis, más de la mitad de las veces, al receptor le importa tres pepinos el nuevo tanque modificado de la unidad especial del ejercito de Zimbawe. Por ello, uno se encierra en sí mismo y se lo cuenta a otro que comparte la misma afición. Se hablan con el mismo código, se comprenden y poseen los mismos sentimientos. Los dos se sienten felices y disfrutan narrando recíprocamente las batallitas de sus creaciones. A estos dos se les unen otros cuantos, y otros cuantos más, y más… Y así se crearon los frikis de los customs, de las maquetas, del coleccionismo de juguetes o de lo que sea… de esto estoy seguro. Ahora debéis comprender la suerte que tengo de tener una mujer que me escucha y unos amigos que me quieren y me aguantan mis batallas de customización de juguetes (mucho mejores que las de la “mili”)

POWER RANGER PLAYMOBIL


Cuadro variado

Cuadro espacio

Cuadro soldados y guerreros
Cuadro terror
Cuadro variado 2
Cuadro Piratas

Después del recital que he soltado paso a explicaros el proceso de fabricación, que es muy sencillo: cuadros blancos, con fondo ancho, de Ikea; ocho Playmobil o Famobil (también puedes hacerlos de 6 figuras) cutomizar alguna de ellas, si quieres; pegarlas al fondo del cuadro, dejar secar, cerrar con cuidado. Ya está. Ya tienes un fabuloso cuadro para decorar un cuarto friki. Importante: No los vendo, pero sí acepto ruegos.


PLAYFAMOBIL ESTAR WARS


ATLÉTICO DE MADRID


FAMILIA ABADÍA




FAMILIA MARTINEZ-A

COMICS FAMOSOS

SAMURAIS















Customizando
Customizando a Vader
Evolución de la conquista del espacio

Terminando el cuadro...


Ya poseéis el proceso y la idea. No me importa que me copiéis. Realmente, no me podéis copiar; cada cuadro es único. Único para mí, ahora que las sensaciones y las experiencias están de moda…

Alberto Martínez Mora